Las Posiciones


meditacion

Estas 5 posiciones que se llaman Alma, Karma, Regalo Divino, Destino y Vida, salen de la fecha de nacimiento, y para sacar de la fecha de nacimiento esos números que corresponden a esas posiciones, vamos a descomponer o reducir los números hasta que sean del 1 al 11. Por ejemplo, 28 no entraría dentro del 1 al 11, así que lo vamos a descomponer como 2 + 8, y eso sería 10.

El número que se pone en el Alma, sería lo que corresponde al día del nacimiento. En el Karma se hace lo mismo, pero con el mes, que es más fácil, porque solo hay un mes que tienes que reducir, diciembre. Para el Regalo Divino, vamos a usar las dos últimas cifras del año, en este ejemplo sería 9 + 4 = 13, 1 +3 = 4. En general cualquier número sumado al 9, es el mismo número. El destino sería la suma del año completo, o sea 1994, 1 +9 + 9 + 4 = 23, 2 + 3 = 5. En general, para las Personas nacidas en este siglo, el destino es uno más que el Regalo Divino. La Vida, que es el que sale en las revistas, el que te venden la moto como el número de la suerte, que no tiene nada que ver. La vida sería la suma del Alma, el Karma y el destino.


Solo necesitáis dos cosas para poder aprovechar la numerología tántrica, la primera obviamente es aprender a sacar los números, así que es imprescindible que los aprendáis a sacar bien. La segunda cosa es aprender a sintonizar con lo que te dicen tus números, que también es sencillo, y eso lo veremos un poco más tarde.


Sacad los números correspondientes a la fecha de 28/8/1994.


La primera columna, es decir Alma y Karma, hace referencia a lo que tienes que trabajar, lo que te va a suponer un esfuerzo, y que va a ser duro, difícil para ti, lo que tienes que aprender. La segunda columna, la de Regalo Divino y destino, es lo que tu tienes para manifestar, de alguna manera, lo que tu ya posees y que sólo tienes que tener a la vista. Por último, la Vida, sería lo que tú tienes que producir en tu vida, lo que el equilibrio en ti debe hacer germinar en tu vida.


Tenemos una parte activa, los cuatro primeros números, y vida sería una parte pasiva, porque la vida no es algo que produces tu sino que es el resultado de lo otro, tu no incides directamente en tu vida, tu incides en los ingredientes que pones en tu vida y el nivel de equilibrio que hay entre ellos, pero no en el resultado, el resultado sería lo que hay en la vida, y eso, depende de ti, pero no puedes incidir directamente, sino a través de los otros. Dentro de la parte activa, se divide en dos columnas, la de la izquierda que sería lo que tienes que trabajar, y la otra parte que sería lo que tienes para manifestar.


¿Qué significa lo que tienes que trabajar? lo que tienes que trabajar es lo que es difícil para ti, lo que es nuevo, lo que tienes que desarrollar, lo que te cuesta esfuerzo, lo que te harta, lo que en definitiva tienes que poder un gran esfuerzo ahí, y en la parte de la derecha, lo que tienes para manifestar, es decir, lo que de alguna forma ya está en ti, y solo tienes que ponerlo en marcha, solo tienes que darle cuerda y dejar que se mueva.


Aún así vamos a matizar más dividiendo horizontalmente la columna de la izquierda, de forma que el Alma sería algo interno, y el Karma sería algo externo, el Alma sería lo que tienes que trabajar a un nivel interior, es decir, en relación contigo mismo, con tu personalidad, con tu estar contigo mismo, tu mundo interior, etc., mientras que el Karma sería lo que tienes que trabajar hacia fuera, con la familia, en el trabajo, con la sociedad, con los vecinos, con tu pareja, etc.


El Regalo Divino sería el don que Dios te ha concedido para esta vida, o sea, la gracia que tu tienes, la facilidad de hacer tal o cual cosa, o de entenderla, o de hacerla posible, y que tu puedes usarla o no usarla. Una persona puede ser muy graciosa, pero si no cuenta sus chistes, o si no empieza así, tú no te vas a dar cuenta de que es graciosa, no lo va a utilizar. El Regalo Divino es una herramienta que tienes en el bolsillo, si no lo usas, peor para ti, simplemente no se va a manifestar.


El Destino es como algo que tu ya has hecho, posiblemente que ya has dejado pendiente en otra vida, que ya conoces, pero que no has acabado, entonces, es algo que te va a costar menos esfuerzo que el Karma, porque ya lo conoces, ya sabes de que va, ya sabes como se hace, etc., pero te va a costar mucho más esfuerzo que el Regalo Divino, porque tienes que rematarlo, tienes que darle el acabado. Él destino es hacia donde debes caminar, cual debe ser tu meta, ese es el destino.


El número de la Vida es lo que se producirá en tu vida, el resultado, los frutos que dará el equilibrio de los otros 4 números. Entonces, en función de lo que tú hagas, en función de que tú camines o no camines hacia tu destino llegará lo que tiene que llegar en tu vida, y para lo cual naciste. Una persona equilibrada, desarrollada, y que ha hecho lo que debía hacer en esta vida, pone todos estos números al servicio de su evolución, para producir la vida.


Pero claro, no todos somos evolucionados, ni desarrollados ni equilibrados, y tenemos pataletas, y nuestras historias, y demás. Entonces, vamos a utilizar este esquema para comprendernos a nosotros. Ahora ya sabéis más o menos qué indica, o a qué parte de tu vida afecta que un número esté en un sitio o en otro. Ahora lo que necesitas saber es qué te dice cada número.

Cuando una persona es muy evolucionada, los números que tiene no le afectan, porque está ya fuera de la escala, pero generalmente nosotros, la mayoría de la gente vive en la reja compuesta por sus números, y tiene esas limitaciones emocionales y esos arrebatos de tal y cual, etc., que están dibujados en sus números, entonces, habitualmente, si tienes unos números más elevados indica que tus conflictos están en otro orden, en otro nivel, que no a un nivel más bajo o más básico, pero no te tomes esto al pie de la letra, porque te vas a encontrar a gente muy elevada con números muy bajos.

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player